El poder de la transformación

Desde hace mucho tiempo que está presente en mi vida la hermosa magia de la transformación de la ropa, yo creo que es por influencia de mi mamá que es la más seca cosiendo y transformando piezas, desde que era chica nos hacia ropa a mi hermana y a mi y cuando salí del colegio, hace casi 10 años ( uff increíble que sea tanto) cuando de usar jeans por un trauma que me hizo pensar que me veía más pequeña de lo que soy  mi madre me hizo quinientas faldas de todos los colores para ayudarme a solucionar mi vida por esos años, ahora me gustaría tener alguna de esas falditas largas que tanto me gustaban, pero entre cambios de casa y de ciudad ni idea donde estarán, si es que aún existen en alguna de las cajas de ropa que guardan en mi casa de Arica.

Cuando llegue a Santiago uno de los miles de puntos que tuve que superar, fue darme cuenta que me las tenía que arreglar sola, que ya no estaba mi mamá para llevar a cabo las ideas que tenía en la cabeza a algo tangible, empecé cosiendo a mano y haciendo arreglos por mi cuenta, mis primeros intentos no tuvieron tan buenos y perfectos resultados como los que lograba con la ayuda de ella,  pero servían igual y la verdad me terminaba encantando con mis invenciones  y así seguí mejorando durante los siguientes años, muchas veces me arrepentí de lo floja que fui, nunca aproveche las máquinas que habían en mi casa, porque sabía que alguien más haría lo que necesitaba por mí. Siempre me llamo la atención y me gusto coser, pero mis intentos por hacer algo siempre se quedaron en eso, intentos bañados en holgazanería. El año pasado tome un electivo de indumentaria en la U, juré que sería el ramo más entretenido del semestre, pero la verdad fue un poco traumático, porque teniendo 8 ramos que duran en promedio como 5 horas cada uno, con entregas todas las semanas, la vida no es fácil, la verdad no tienes vida y la profe igual era exigente entonces creo que con mis amigas mas que todo sufrimos, sobre todo las que cosíamos todo a mano y en mi caso siempre a última hora, por lo que los resultados no me dejaron nunca muy satisfecha, igual aprendí una técnica para hacer moldes super útil y fácil y en la última entrega me fue super, igual hice trampa mandando mi vestido por Chilexpress a mi mamá para que me lo cosiera y me lo mandará al día siguiente para que alcanzará a llegar, eso fue una medida desesperada porque tenía semana de teoricos y si  me ponía a coser  a mano cada pieza, no iba a alcanzar con todo lo otro que tenía que hacer.

Y este verano cuando vino mi madre a visitarme me regaló una maquinita, aprendí a coser en un día y durante todo este año me he hecho mucha ropa, ha sido genial, porque me encanta coser, me relaja y cuando veo mis inventos  terminados  no puedo ser más feliz. Hasta ahora he hecho muchos chalecos, vestidos, leggins y poleras, además de hacer transformaciones a ropa que me aburre.

El 1 de septiembre es participé en un Bazar con mis accesorios y ropa, aprovechando que me iba de vacaciones el mes anterior a la feria,  a mi ciudad natal  sabía que podría juntar ropa bonita   y tendría a mi madre para pedirle algunos tips, me arriesgue  y resulto genial , de la ropa que transformamos solo me quedaron 2 cosas que son las que les mostraré a continuación en fotos , lo malo es que como todo fue muy rápido porque tuve solo un par de días para enviar la ropa de Arica a Santiago, no tengo registro de lo demás, yo creo que muchas chicas jamás se imaginarían como eran las cosillas  que se llevaron. Me quedaron varias cosas que no pude terminar por tiempo para Reutiliza Bazar ,  pretendo a penas pueda terminar y hacer fotos de eso.

Me encanto vender ropa que yo había intervenido en ese proyecto específicamente , me dio confianza, porque la verdad no es lo mismo crear algo para mí, que para otra persona, siempre me había dado un poco de miedo poner a la venta cosas para los demás, pero ya superé esa barrera y creo que lo volvería a hacer siempre y cuando la U me lo permita, aparte de la experiencia  de hacer la parte gráfica del proyecto, pegar mis carteles en la calle, que por muy simple que sea, no estoy muy acostumbrada a hacer.

AFICHE

Como les decía antes, solo me quedaron 2 prendas intervenidas, el vestido azul, que ahora me hace feliz no haber vendido porque se quedará en mi closet. Y la blusa de corazón que guardaré para una próxima feria.

3

ERA UN VESTIDO ENORME Y MUY LARGO, CON UN CUELLO ARREPOLLADO Y CIERRE EN LA ESPALDA, JUSTO ESA MISMA SEMANA HABIA COMPRADO ENCAJE AZUL PARA HACER UN BEANIE  Y APROVECHAMOS DE USAR ESO PARA HACER UN CUELLO PETER PAN, QUE ES DE MIS MODELOS FAVORITOS

2

La calidad de esta tela es buenísima, es de esas que no se arrugan y perfectamente fresca para la  próxima temporada primavera/verano, la verdad cuando usamos a mi hermana chica de maniquí humano para hacer los cambios, le quedaba enorme y parecía blusa de señora, pero sin mangas, con un talle mucho más chico y ese escote de corazón que amó, cambio demasiado, personalmente creo que se ve mucho más linda en vivo.

Anímense con darle un nuevo uso a esa ropa rezagada por ahí, se pueden lograr cosas geniales con simples cambios, no tienen porque hacer las cosas de nuevo, incluso ni siquiera tienen que saber cosar, existen estos pegamentos de tela para simplicar la vida ( los puedes encontrar en Rosas por menos de 2K) o  pueden empezar dando valor agregado a la prenda con algún detalle o cortando un poquito por aquí o por allá, tendrán algo totalmente único y orgullosamente hecho por ustedes.

Anuncios

11 pensamientos en “El poder de la transformación

  1. Me ha gustado mucho la transformación, no me estraña que te quedes con el vestido azul… Jeje. En cierto modo me das envidia, mi madre nunca fue de “aguja” la odia… Y eso que es muy curiosa y tiene muy buen gusto. Asi que siempre ha sido mi abuela, y ahora la pobre está perdiendo la vista. Creo q no me va a quedar más remedio que coger la máquina. Voy a echar un vistazo a tu tienda online…. Nos vemos por aquí

    • Muchas gracias, ahora que no vivo con mi madre la valoro más, creo que es todo un arte esto de hacer ropa, ojala te animes a usar la máquina es una super experiencia :D!. Mi tiendita esta desactualizada, apenas pueda espero subir muchas cosas nuevas, saludos 😀

  2. Yo siempre transformo ropa, me encanta costurear :), encuentro una muy buena iniciativa de tu parte y que bueno que tu mamá te regaló una máquina! así todo es mucho más fácil de hacer. Saludos y sigue así 😀

  3. que genial me encanto si aveces es tan facil aprender hacer algo solo con que te guste listo esta casi todo el trabajo echo 🙂 sueño por aprender a usar una maquina de cocer 🙂

    saludos cony

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s